+34 669 935 474 info@travelwithrose.com

Login

Sign Up

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, seguir la confirmación.
Usuario*
Password*
Confirme Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta con nosotros significa que acepta los Términos del servicio and Política de privacidad.

Already a member?

Login
0
Items : 0
Subtotal : 0,00
CarritoPago
+34 669 935 474 info@travelwithrose.com

Login

Sign Up

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, seguir la confirmación.
Usuario*
Password*
Confirme Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta con nosotros significa que acepta los Términos del servicio and Política de privacidad.

Already a member?

Login
0
Items : 0
Subtotal : 0,00
CarritoPago

Cómo hacer una maleta… y no morir en el intento.

 

Como hacer una maleta para salir de viaje.

 

Preparar la maleta para salir de viaje es una de las tareas imprescindibles en cualquier viaje, y una de las que causa más tensión a la mayoría de viajeros. Cuando hablamos de viajes cortos, es una realidad: escuchamos “maleta de 10 kilos más bolso de mano” y nos entran los siete males. De repente, el peso de nuestro guardarropa nos invade: ¿Cómo vamos a poder colocar todo lo que utilizamos a diario en tan poco espacio? ¡Imposible!

Al contrario de lo que puedas pensar, es posible, muy posible; son miles los viajeros que lo consiguen todos los días. Solamente tienes que acercarte a cualquier aeropuerto para ver la cantidad de gente que vuela con los conocidos 10 kilos; si ellos pueden, tú también. Además, a pocos conocerás volviendo de un viaje y diciendo que no lo vuelven a hacer; al contrario, una vez comprobado que todo cabe, son muchos los que se aficionan a no ir cargados y se vuelven verdaderos expertos.

 

Maleta para dummies
Maleta para dummies

 

Pasos para no volverse majareta mientras se prepara el equipaje.

 

Paso 1: Fuera neuras. Primero que nada, respira, relájate. No es algo tan difícil. Calma.

Vamos primero a ver cuánto dura el viaje que vas a realizar. Normalmente, cuando tomamos un vuelo de bajo coste, solemos realizar viajes de 7 o 10 días como mucho, muchas veces menos.

El primer paso antes de organizar la maleta va a ser anotarte lo que te estás poniendo a diario. Si el viaje es de 7 días, anótate lo que te has puesto en 7 días; si es de 5 días, anótate 5 días. Lo más habitual es que estés repitiendo vestuario, si no el mismo dos días seguidos. Solamente cuando hablamos de verano repetimos más ropa por el calor, pero también es verdad que la ropa de verano ocupa menos espacio.

Paso 2: ¿Qué tipo de viaje vas a realizar?

Si tu viaje es un viaje de “ver cosas”, necesitarás ropa cómoda y zapatillas de deporte básicamente, no necesitarás mucho más.

 

Cuanto menos cargada vayas, mucho más vas a poder disfrutar de tu viaje

 

Pasos para preparar tu maleta.

  1. Organización: haz una lista de las cosas que necesitas.
  2. Hazte conjuntos de ropa: por ejemplo, un pantalón negro que lo puedes utilizar con dos camisas a la vez, y así no necesitas dos pantalones; o bien unos zapatos que te sirven para todo lo que llevas, porque le pegan a todo, en vez de tener que llevar unos zapatos que solamente te puedes poner con una prenda de ropa
  3. Aprovecha los espacios que quedan entre la ropa. Un truco muy bueno consiste en utilizar las fundas de gafas, por ejemplo, para los cargadores.
  4. Lo más voluminoso, llévalo puesto.
  5. Enrolla la ropa al hacer la maleta.
  6. Cuando hagas la maleta, deja siempre algún espacio vacío para lo que te puedas comprar en el destino; o no te va a caber nada a la vuelta.
  7. Quita las cremas o líquidos que puedas encontrar en los lugares donde estarás: si vas a un hotel, es más que probable que tengas champú y gel en la habitación: ya son dos botellas menos.
  8. Olvida el “por si” que tanto daño causa en las maletas. Pocas veces utilizamos los “por si”.
  9. Llévate sola y exclusivamente las cremas o líquidos que verdaderamente utilizas por necesidad: si no las utilizas en casa, difícilmente las vas a utilizar fuera.
  10. Tacones, maquillaje, pulseras…. ¿De verdad los vas a utilizar? ¿Por qué no aprovechas para darte unas vacaciones de verdad e ir realmente cómoda?
  11. El secador: si vas a un hotel, suelen tener. No vayas cargada.
  12. Tema libros: llévate solo uno o ninguno: si tu viaje es corto, probablemente no tendrás demasiado tiempo de leer. En vez de llevarte libros puedes optar por llevarte algo de información impresa del lugar donde vas de viaje, y dejarlo en el lugar de destino.
  13. Llevarte camisetas o pantalones que estabas dudando finiquitar, y dejarlo en el lugar de destino es otra opción que funciona muy bien para que luego quepan más cosas a la vuelta.
  14. Un truco duro pero efectivo: al dejar abierta la maleta, dejar una parte para la ropa, y la otra para zapatos y líquidos; en la parte de la ropa tienen que caber todo, lo que ocupa demasiado espacio quitarlo. Por ejemplo, si tienes 3 vaqueros en esa parte (más el que llevas puesto), quita uno (o dos, según la duración del viaje); si tienes varias camisetas, quita unas cuantas, y deja solamente las que usas habitualmente.

 

 

A tener en cuenta

 

Según destinos, en algunos lugares no suelen dar accesorios de baño, ni tampoco es común que alguien pida el secador. Ten en cuenta estos detalles antes de comenzar tu viaje.

Cuando hablamos de destinos fríos, la ropa de abrigo ocupa mucho más espacio: calcula los días que vas a estar de viaje, y si no son muchos, te puedes llevar lo que abulte puesto y dejar solo algo para cambiarte dentro de la maleta.

Piensa en tu último viaje, y en la cantidad de cosas que te llevaste y no te llegaste a poner.

La clave de hacer bien la maleta es la organización, pero tampoco hay que tener hecha la maleta un mes antes: cuanto más lo pienses, mucho más te vas a estresar: mucha de la gente que viaja a menudo la hace el día de antes en el último momento, y son capaces de realizar el mismo viaje sin ningún problema.

 

Si aún así no te ves capaz de cerrar la maleta…

 

De todos modos, y antes de seguir, si el pánico que te causa ir con poco equipaje es bastante elevado, siempre tienes la opción de pagar algo más y facturar. Lo único que tienes que tener en cuenta en este caso es contratar la opción de facturación antes de sacar las tarjetas de embarque. Una vez emitidas las tarjetas, ya no podrás facturar.

La segunda opción sería volar con las compañías tradicionales, que, aunque más caras, tienen un equipaje permitido de 23 kilos por pasajero, más el bolso de mano.

 

En conclusión, todo es cuestión de preferencias; existen muchos modos de viajar, muchos tipos de viaje, y lo peor que puedes hacer es que el hacer una maleta te robe el sueño. Viajar es una experiencia demasiado bonita como para no disfrutarla desde el principio: aprende a disfrutar haciendo de tu equipaje un rompecabezas y te divertirás mucho más.

 

 

El problema de cómo preparar el equipaje es algo común en todo el mundo

Leave a Reply

Comentarios recientes

Condiciones de generales

Aviso legal

Contact Info

Teléfono : +34 669 935 474

info@travelwithrose.com





Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Enlace a la política de privacidad

Contact form 7 Mailchimp extension by Renzo Johnson - Web Developer

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies