+34 669 935 474 info@travelwithrose.com

Login

Sign Up

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, seguir la confirmación.
Usuario*
Password*
Confirme Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta con nosotros significa que acepta los Términos del servicio and Política de privacidad.

Already a member?

Login
+34 669 935 474 info@travelwithrose.com

Login

Sign Up

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, seguir la confirmación.
Usuario*
Password*
Confirme Password*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
* Crear una cuenta con nosotros significa que acepta los Términos del servicio and Política de privacidad.

Already a member?

Login

St Giles Cathedral en Edimburgo.

Qué visitar en Edimburgo

 

 

Royal Mile es seguramente la avenida más importante de Edimburgo, y la más conocida. La calle escocesa une el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood, y un paseo a lo largo de ella nos va a contar gran parte de la historia de la ciudad. En mitad de esta calle es donde vamos a encontrar la principal iglesia de Edimburgo: St Giles.

 

St Giles cathedral

 

Vayamos por donde vayamos nos vamos a tropezar con ella en algún momento; la llamada “catedral” no lo es tal, puesto que solamente han existido obispos en la Iglesia escocesa desde 1633 hasta 1638, y desde 1661 hasta 1669. La historia de St Giles es larga y no tiene desperdicio. Cada parte de ella nos va a contar un secreto, incluso los elementos exteriores, tienen algo que decirnos, pero vayamos por partes….

 

St Giles cathedral

 

Para entender la historia de St Giles nos tenemos que remontar muchos años atrás, concretamente al 1124, cuando el rey Alejandro I decidió levantar una iglesia en honor a St. Giles (San Gil o San Egilio en español). El rey no tendría oportunidad de avanzar en la construcción, puesto que murió en menos de un año; sería su hermano David I el nuevo rey que terminó el proyecto de Alejandro I.

 

¿Quién era St Giles?

St Giles era un ermitaño de origen griego que vivió en el siglo VII cerca de Nimes, en el sur de Francia. El santo vivía junto con un oso domesticado que le acompañaba allá donde iba. Un día, quiso el destino que el Rey Visigodo que reinaba en aquel momento pasara cerca de su casa y disparara al oso. St Giles intercedió por el oso, recibiendo solamente un rasguño a consecuencia del impacto de la flecha que lanzó el rey, que fue a dar en el brazo del santo. El rey quedó sumamente impresionado por la valentía del ermitaño, al que pasó a visitar diariamente para aprender más sobre su vida y modo de ser. Nuestro rey acababa de construir un monasterio, del que pidió a St Giles ser su abad, cargo que el santo aceptó.

St Giles ha sido considerado el patrón de los leprosos, cojos y enfermeras. Esta es la razón por la que en una época en la lepra era una enfermedad habitual, se levantó la llamada catedral. De hecho, han sido muchas las iglesias dedicadas al santo por esta razón en el pasado.

 

St Giles cathedral

 

 

Inicio de la construcción de St Giles Cathedral.

Los frailes de la orden de San Lázaro fueron los encargados de su uso y dirección, siempre bajo el amparo del Rey David I que hemos nombrado antes. A la llegada del Siglo XII, St Giles era todavía una pequeña iglesia románica sin ninguna pretensión. Fue una invasión inglesa en el 1322 que la redujo a cenizas la que le proporcionó un aspecto más acorde al que conocemos ahora. La iglesia se reconstruyó en estilo gótico, mediante las ayudas de los comerciantes y mercaderes de la capital de Escocia, que pusieron sus caudales a tal fin.

La obra fue terminada con bellos y sofisticados detalles de decoración, de gran calidad para aquella época, aunque, lamentablemente, no se sabe quién participó en la construcción. Quisieron por aquél entonces que la Iglesia fuera declarada Colegiata por el Papa, aunque el cambio de religión hizo que le durara poco el título.

 

La decoración de la catedral de St Giles.

St Giles destaca por sus preciosas vidrieras a lo largo de todo el interior, y, sobre todo la estructura, donde la nave y el presbiterio son de las mismas dimensiones, y la torre en el centro nos lleva a perdernos un poco en la imagen mental que de una iglesia tenemos. Además, encontramos muchos elementos de la Iglesia escocesa, lo que le da cierta peculiaridad.

 

St Giles cathedral

 

 

St Giles, Edimburgo

Las Historias de St Giles.

Si hay dos personas que marcan la historia de este lugar son John Knox y Jenny Geddes.

 

Historia de John Knox.

John Knox está considerado el fundador de la Iglesia Presbiteriana en Escocia.

Nacido en Haddington entre 1514 y 1515, quedó huérfano muy pequeño. Sus familiares le llevaron a la universidad de St Andrews, y Knox tomó el camino eclesiástico, convirtiéndose en abogado eclesiástico sacerdote. Su contacto con George Wishart, mentor de John, y con las nuevas corrientes de pensamiento y religión, le llevaron a participar en la toma del Castillo de St Andrews por los protestantes, que fue liberado por la armada escocesa. Knox fue preso y llevado a las galeras, donde trabajó como esclavo por un tiempo.

Liberado por los ingleses, y ante las consecuencias que su vuelta a la ciudad pudiera tener, el sacerdote se instaló en Berwick-on-Tweed, la ciudad más norteña de Inglaterra, donde estuvo predicando con gran éxito, y llego incluso a tener contacto con Eduardo VI.

Eduardo VI moría y su sucesora María Tudor, esposa de Felipe II, era ferviente católica, así que Knox no tuvo otro remedio que emigrar a Ginebra, donde conocería a Juan Calvino y su Biblia.

De vuelta a Edimburgo, su discurso el 29 de Junio de 1559 fue el detonante para la Reforma que todos estaban esperando.

John Knox es sin duda uno de los personajes más importantes de la historia de Escocia. Dentro de la iglesia vamos a encontrar su estatua. En el lateral y en la parte de fuera, podemos ver en el aparcamiento una curiosa placa, situada en plaza número 23; es la placa que nos indica dónde está la tumba de John Knox, y es que el lugar que ahora ocupa el parking fue en su día un cementerio.

 

Tumba de John Knox, Edimburgo

 

Tumba de John Knox, Edimburgo

 

Jeddy Geddes.

Jeddy era una vendedora escocesa que seguramente no hubiese pasado a la historia si su carácter hubiese sido otro. Sin embargo, el 23 de julio de 1637 la escocesa lanzó un taburete al decano en la misa de domingo, delante de todos los feligreses. ¿EL motivo? Éste había utilizado el Libro de Oraciones que el Rey Carlos I había impuesto a todo el Reino Unido. A partir de ahí, se inició una rebelión en la iglesia que se extendería por todo el país, y que terminó con la Guerra de los Obispos, y la posterior Guerra Civil inglesa. Casi nada lo que organizó un taburete.

 

St Giles en Edimburgo; entre sus paredes se han sucedido muchos capítulos históricos

 

Alrededor de St Giles.

Si salimos de St Giles por la puerta oeste nos vamos a encontrar con el llamado “Heart of Midlothian”, un gran corazón de piedras en el pavimento. Aquí en Edimburgo todo pasa por alguna razón histórica, y este corazón no es una excepción. El lugar que ocupa Midlothian era el ocupado en el pasado por Tolbooth, durante los siglos XV hasta el XIX; aquí se convocaban las reuniones del Parlamento, las asambleas de la Iglesia, la alcaldía, y se tomaban decisiones. A ahí que ahora sea el único lugar de la ciudad donde se permite escupir.

 

 

Heart of Midlothian, Edimburgo, escupir en su interior dicen que trae buena suerte

 

 

En la otra puerta de salida nos encontramos Mercat Cross, una gran estructura de piedra del siglo XIX; cuya original era de 1365. Aquí mercaderes y comerciantes se reunían en el pasado para hacer transacciones, y también se daban anuncios reales.

 

Edimburgo, Mercat Cross

 

Para concluir, aunque St Giles tiene mucha historia, también tiene un presente, y se puede comprobar asistiendo a las muchas actividades que organiza: todos los domingos a las 6 de la tarde hay recitales a lo largo del año; también desde abril a junio podemos asistir a los conciertos de órgano que se representan a la hora del almuerzo; por otro lado, los veranos vienen con conciertos gratuitos para todos los asistentes. Pero si lo tuyo es observar en las alturas, St Giles permite la visita a su parte más alta en pequeños grupos de cuatro personas.  Todo esto en una sola iglesia…

 

St Giles, Edimburgo

Leave a Reply

Comentarios recientes

Condiciones de generales

Aviso legal

Contact Info

Teléfono : +34 669 935 474

info@travelwithrose.com





Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

He leído y acepto la Política de privacidad

Enlace a la política de privacidad

Contact form 7 Mailchimp extension by Renzo Johnson - Web Developer

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies